logo tipo

.

Alcanzando el ahorro energético en las empresas

.
.

¿Existe realmente conciencia, en el mundo empresarial de cuánta energía desperdiciamos? ¿Es posible reducir el consumo, cambiar hábitos y transformar una empresa en un ente sustentable y eficiente en términos energéticos?

La eficiencia energética es un término que se utiliza para referirse al uso eficiente de la energía eléctrica, es decir, alcanzar el mismo output o calidad de producto o ambiente de trabajo, pero con un menor uso de recursos (en este caso, energéticos). Poder alcanzar este objetivo como empresa significa no solo reducir costos innecesarios consumiendo solo lo suficiente, sino también proteger al medio ambiente mediante la reducción de las emisiones de CO2 por menor intensidad energética.

En una era donde lo que se busca es la digitalización de los procesos y la migración hacia operaciones full-electric (en empresas que antes utilizaban otras fuentes de energía, tales como el gas), el consumo eléctrico ha ido al alza con tasas que no siempre hacen sencilla su gestión. Las leyes están cambiando para poder transformar los hábitos empresariales en procesos sustentables, y por esto resulta relevante concientizar sobre cuánta energía se desperdicia y la importancia del ahorro eléctrico.

Actualmente, las empresas en Chile tienen escaso conocimiento sobre los beneficios que conlleva el poder gestionar adecuadamente la energía de sus negocios. Si bien la Ley de Eficiencia Energética promulgada este año obligó a estar al tanto de la importancia del ahorro eléctrico, aún existe poca conciencia sobre las posibilidades, más allá de la contribución medioambiental, de lo que significa alcanzar la eficiencia eléctrica. Reducir costos y prevenir accidentes son ejemplos de lo que se puede obtener con una buena gestión de la energía.

.
.

Alcanzar el ahorro energético desde la eficiencia energética implica no solo apagar las luces, máquinas o activos mientras no se estén utilizando. Significa cambiar hábitos de consumo e ir más allá que solamente reducir en uso de energía.

Implica ahorrar en electricidad y reducir emisiones, hacer recambio hacia tecnología más eficiente, evitar peaks de consumo y modificar condiciones del entorno que permitan hacer un mejor uso de la energía en general.

.
.

Tendencias en tecnología para el ahorro energético

Existen diversas tecnologías que ayudan a empresas a ahorrar energía. Algunos ejemplos aplicados son:

  1. Termostatos inteligentes
    Los termostatos inteligentes pueden captar los hábitos de consumo de energía en temperatura y dar la capacidad de controlarla desde aplicaciones móviles. Los termostatos pueden, por ejemplo, moderar la temperatura durante horarios de inacción para lograr la eficiencia energética.
  2. Medidores de consumo
    Los medidores de consumo total informan sobre cuánta energía se utiliza en un hogar o un negocio en cada momento. Permite hacer seguimiento del consumo ya sea de manera mensual, semanal o diaria. Los medidores son capaces de captar información y descargarla en un computador por medio de gráficos o tabla de datos. Así, es posible medir y gestionar para reducir costos innecesarios y tomar medidas a tiempo.
  3. Tecnología IoT
    El desarrollo de la Tecnología IoT (Internet de las Cosas, por sus siglas en inglés) está llamada a contribuir en el reto de la eficiencia y ahorro de energía eléctrica.
    Hoy en día, los medios de transporte, la calidad del agua y del aire, el consumo de energía a nivel global en una empresa, o solo en un área o máquina específica, son variables medibles por medio de sensores. Además, pueden ser visibilizadas y controladas en tiempo real por medio de tecnologías capaces de captar la información y trasladarla a datos visibles en distintas plataformas (desde tu computador hasta un dispositivo móvil) por medio de la gran nube. La tecnología IoT puede generar grandes volúmenes de datos (big data) para convertirlos en servicios de alto valor, como la sustentabilidad y la eficiencia energética en el mundo empresarial.

.
.
gestion de energia
.
.

Por qué monitorear tu consumo:
El alto costo de no gestionar eficientemente la energía

.
.

El costo de la inacción frente a tus consumos energéticos hoy es más grave que nunca. La Ley de Eficiencia Energética fue aprobada en abril de 2019 con votación unánime del Senado, y obliga a las empresas a enfocar sus fuerzas en el ahorro de energía eléctrica.

La implementación de esta ley busca aumentar la seguridad energética, reducir emisiones de carbono a nivel global y disminuir los contaminantes a nivel local. Asimismo, busca aumentar la productividad y competitividad económica en el sector empresarial y contribuir en el desarrollo sustentable del país.
En consecuencia, si antes el ahorro energético no era un tema central en tu empresa, hoy en día se vuelve fundamental, al estar ad portas de ser una obligación.   Pero no solo por eso:

.
.

Una gestión ineficiente de la energía puede traer consecuencias negativas. La no detección temprana de algunos problemas eléctricos o la no medición de los consumos pueden traer problemas a nivel de costos y, peor aún, de seguridad.

Algunos casos concretos de esto:

  • Un centro comercial en Santiago sufrió de un incendio en el área restaurantes. Una correcta gestión de la energía, con tecnologías avanzadas como la IoT, podría haber arrojado una alerta por consumo errático para entender a tiempo qué sucedía en el tablero eléctrico.
  • Las cámaras de frío de empresas tienen alertas de bajas de temperatura en el termostato, sin embargo, el sistema solo se percata cuando los grados ya bajaron lo suficiente como para encontrar daños en el inventario, pues han pasado horas. Un software de gestión de energía puede percatar un consumo eléctrico nulo, señalando el fallo de una bomba de manera instantánea, para poder reaccionar a tiempo.
  • Un ascensor de una prestigiosa universidad de Santiago dejó de funcionar y se pidió la garantía. La empresa, no obstante, culpó del fallo a la distribuidora por un alza voltaje. Solo por medio de la demostración de los consumos energéticos se pudo demostrar que esto era falso, y el monitoreo eléctrico probó que existían consumos de energía erráticos que llevaban a que el motor de ese ascensor fallara. Esta era una falla propia del ascensor, por lo tanto, se pudo cobrar la garantía.

.
.
New call-to-action
.
.

Contribuir a la sustentabilidad:
El impacto ambiental del ahorro energético

.
.

Por su parte, el contar con una correcta gestión de la energía eléctrica en tu empresa tiene, probadamente, una repercusión positiva a nivel interno y externo. Una de las consecuencias más relevantes radica en la contribución al medio ambiente, una tendencia importante hoy en día. Y si bien se cree que este propósito no se condice con tener ganancias económicas, nada puede estar más alejado de la realidad.
Cada día más negocios se suman a esta iniciativa para convertirse “empresas verdes”, es decir, compañías sustentables y ecoamigables. Grandes y reconocidas empresas multimillonarias son ya responsables con el medio ambiente.
E. Freya Williams, de la revista Forbes, incluso publicó una columna mencionando a las principales compañías cuyo negocio, líneas de producto o estrategias, son sustentables y tienen ganancias altísimas. “Green Giants: How Smart companies turn sustainability into billion-dollar businesses” (“Gigantes verdes: cómo compañías inteligentes convierten la sustentabilidad en negocios de billones de dólares”) menciona a nueve empresas sustentables por distintas razones, entre ellas, Chipotle Mexican Grill, Tesla, IKEA, Natura, Whole Foods y la línea Flyknit de NIKE.

El primer impacto en reducir el consumo energético será el económico. Pronto, no obstante, se ve reflejado en algo mucho más relevante: el cuidado del entorno, el medio ambiente y la vida de nuestro planeta. Si somos capaces de gestionar y visibilizar nuestro consumo como empresas, seremos capaces de indicar dónde ahorrar y analizar su estado actual para aplicar medidas de mejora. La reducción de nuestro consumo de energía contribuye directamente a reducir:

Infografía desktop

Infografía-mobile

.
.
New call-to-action
.
.

La eficiencia como estrategia:
Cómo utilizar el ahorro energético como aliado en la gestión operacional

.
.

Hoy en día, las más exitosas empresas y gerencias utilizan avanzados sistemas de monitoreo de energía para aumentar la productividad en los equipos de trabajo y reducir el consumo energético bajo escasez de personal y restricciones presupuestarias.

Las nuevas tecnologías ofrecen nuevas y amigables formas de controlar el consumo de electricidad. Wenu Work, por ejemplo, se basa en tecnología IoT (Internet de las Cosas) para captar información de consumo eléctrico y, mediante la nube, traducir esta data en dashboards amigables para el usuario. Estas formas de monitoreo eléctrico pueden ayudar a:

  • Ahorrar estratégicamente energía mediante la identificación de regiones de edificios de alto consumo energético.
  • Alertar inmediatamente de alguna falla.
  • Garantizar seguridad eléctrica detectando oleadas o problemas de calidad de la energía.
.
.

La importancia de la gestión energética: Más allá del ahorro

Actualmente las empresas conscientes de la importancia de una apropiada gestión energética saben que la mejor manera de mantener el menor consumo de energía es monitorear continuamente. En ese sentido, un software para el consumo eléctrico es siempre un aliado a la hora de tomar decisiones operacionales.

Con un monitoreo continuo de la energía, los gerentes de instalaciones u operacionales pueden captar anticipadamente algún problema que encontraría una auditoría profesional de energía, así como mantener ganancias de eficiencia por:

  • La identificación del consumo energético de los equipos, los cuales aumentan con el tiempo.
  • Recibir consejos sobre reemplazos de alguna pieza, máquina, tecnología o activo crítico, basado en datos empíricos de consumo energético.
  • Señales de uso ineficiente, como peaks de consumo o inacción de alguna maquinaria.
  • Patrones de comportamiento ineficiente, como luces o activos que se dejan encendidos fuera de horario.

.
.

El ahorro energético como responsabilidad de todos

El ahorro de energía también puede ser consecuencia de una serie de toma de decisiones operacionales que moldean la conducta de las personas en el día a día. El desplegar información del consumo energético a vista de todos, por ejemplo, tal como lo hace la plataforma de Wenu Work, ayuda a concientizar al personal sobre la importancia de ahorrar energía y genera incentivos para que los equipos de trabajo sean más eficientes en su uso.

Por su lado, el prorrateo de costos de energía por las distintas áreas de la empresa hace que la responsabilidad sea traspasada a ellos, y son estas las que adquieren el incentivo adicional a ser más eficientes.

El hecho de que el personal pueda visibilizar si un activo está operando de manera errática a través de su consumo eléctrico puede gatillar procesos de mantención preventiva que generarán ahorros monetarios importantes dentro de las áreas operativas de las empresas. Por esto, hacer visible los consumos eléctricos no solo es importante para la gerencia, sino de manera transversal para la empresa.

.
.
New call-to-action
.